Ir al contenido principal

Comida casera y atención médica oportuna protegen a niños de hepatitis A

El experto Juan José Atilano García dijo que evitar que los niños en etapa escolar consuman alimentos preparados y/o vendidos en la calle, y sustituirlos por comidas y colaciones hechas en casa, es la mejor manera de protegerlos de la hepatitis tipo A.
El epidemiólogo agregó que aunque la patología suele curarse por sí sola, también es importante llevarlos a consulta médica ante los primeros síntomas para reducir el riesgo de una complicación.
Indicó que la hepatitis A se contrae por lo general al ingerir frutas, verduras y aguas frescas contaminadas por el virus, "en la mayoría de los casos los pacientes se curan y adquieren inmunidad, pero a veces se producen daños hepáticos graves".
Manifestó que hay que tener precaución con todos los alimentos crudos y con aquellos que se conserven en hielo, ya que de ahí suele provenir la infección.
"La mayoría de nosotros ya tuvimos hepatitis A en la infancia, sin repercusiones, pero es necesario decirle a la población que en 1% de los pacientes sobreviene una falla hepática fulminante que puede ocasionar la muerte".
Precisó que ahí radica la importancia de ir al médico, ya que se trata principalmente de una inflamación del hígado que debe ser evaluada y tratada de acuerdo con sus particularidades, "el medicamento se prescribirá de acuerdo a los síntomas".
Añadió que si pese a los cuidados brindados en el hogar, el niño se contagia al tener contacto con saliva o sudor de otro menor en la escuela, los padres de familia observarán en sus ojos y piel una tonalidad amarillenta, así como dolores de estómago, fiebre, náuseas y/o vómito.
Mencionó que además de seguir las indicaciones del médico, se recomienda una dieta balanceada y sin grasas.
"Generalmente la enfermedad se auto limita en un periodo de entre dos y tres semanas, aquí lo más importante es fomentar la prevención: nuestros alimentos deben estar desinfectados y bien cocidos, hay que evitar comer fuera de casa y no olvidarnos de las medidas básicas de higiene: lavarnos las manos antes de comer y después de ir al baño, con eso es suficiente para protegernos de la hepatitis A", finalizó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alimentos que nos ayudan a dormir mejor en las noches de calor

El exceso de calor durante la noche se convierte en un suplicio para aquellas personas a las que les cuesta conciliar el sueño por culpa de las altas temperaturas. En estos casos, la despensa (o frigorífico) puede convertirse en un gran aliado, pues algunos alimentos pueden ayudarte a descansar mejor








1. Plátanos. Su alto contenido el magnesio y potasio funcionan como relajantes musculares naturales. Contienen el aminoácido L-triptófano, una fuente excelente de serotonina y melatonina 2. Nueces. Son ricas en melatonina, lo que ayuda a regular los ciclos de sueño. También son beneficiosas para el cerebro y el corazón. 3. Cerezas. Al igual que las nueces, son ricas en melatonina. Su jugo es capaz de reducir el insomnio y aumentar la media de horas de sueño por noche. 4. Proteínas magras. El pavo es el mejor ejemplo. Su alto contenido en triptófano, un aminoácido que incrementa los niveles de serotonina, ayuda a dormir mejor. 5. Las alubias y los cacahuetes contienen altas dosis de magne…

Serotonina que nos cambia el estado de ánimo :)

La receta de la semana: Champiñones asados

Bueno, ya es viernes!!! Y como viernes que es, hoy toca, la receta de la semana.
Hoy nos decantamos por una guarnición diferente, un acompañamiento sutil.
Y empezamos.

Ingredientes:
- 500 g de champiñones
-150 g de jamón serrano (puede ser el que ya viene picado)
- 4 dientes de ajo (son 4 dientes para 4 personas...si os gusta más el ajo, le echáis más, y si no os gusta, o le echáis menos, o en vez de ajo podéis echarle cebolla picadita o puerro)
- Un manojo de perejil (el fresco le da mejor sabor, pero no pasa nada, se puede utilizar el seco)
- Queso (opcional)
- Aceite de oliva.


Elaboración:
Se limpian los champiñones y les quitamos el tronco (dejamos solo la cabeza del champiñón)

Hacemos una farsa (relleno) juntando el jamón, el ajo y el perejil, todo bien picado.  Rellenamos los champiñones con lo anterior. Podemos terminar los champiñones, poniéndoles un poco de queso por encima, para que se derrita...umhhh, delicioso! También se pueden adornar con un poco de perejil por encima, p…