Ir al contenido principal

Evita los atracones de comida con aceite de oliva

Comer por ansiedad es muy común cuando estamos estresados, tristes o nerviosos; y la verdad es que, ¡a todos nos ha pasado!

Mucha gente sube de peso por culpa de lo que se conoce como atracones o “comer por ansiedad”. Estos atracones de comida ocurren durante periodos de alteraciones emocionales.

Un estudio publicado en el libro "La Biblia de la Salud Intestinal" del Dr. Gerard E. Mullin, demuestra que el consumo de aceite de oliva y de frutos secos como parte de una dieta mediterránea disminuye el riesgo de trastornos alimenticios por atracón.
El aceite de oliva también te ayuda a perder peso. La dieta a base de aceite de oliva demostró ser más efectiva para perder peso, al reducir los triglicéridos séricos y aumentar las lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno), en comparación con la dieta baja en grasas.

Las personas que probaron esta dieta perdieron 5% o más de su peso corporal total en 44 semanas, sin el famoso "efecto rebote", porque evita que recuperes kilos perdidos y mantiene sano tu corazón.


El aceite de oliva, sobre todo el extra virgen tiene un contenido muy alto de polifenoles, y se considera un inhibidor de cox-1 y cox-2, por lo que pertenece a la misma clase de antiinflamatorios tan potentes como el ibuprofeno. 

Estos poderes antiinflamatorios son muy importantes para la salud cardiovascular en particular. Además es menos probable que las grasas antiinflamatorias estén implicadas en la oxidación de colesterol LDL que deriva en cardiopatías coronarias y ateroesclerosis

Además, el apego a la dieta mediterránea se asocia con una menor prevalencia de este tipo de trastornos por atracón, mientras que el consumo de cremas, mantequilla, pasteles, dulces y postres horneados los desencadena.


De ahora en adelante, ¡a cocinar con aceite de oliva!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alimentos que nos ayudan a dormir mejor en las noches de calor

El exceso de calor durante la noche se convierte en un suplicio para aquellas personas a las que les cuesta conciliar el sueño por culpa de las altas temperaturas. En estos casos, la despensa (o frigorífico) puede convertirse en un gran aliado, pues algunos alimentos pueden ayudarte a descansar mejor








1. Plátanos. Su alto contenido el magnesio y potasio funcionan como relajantes musculares naturales. Contienen el aminoácido L-triptófano, una fuente excelente de serotonina y melatonina 2. Nueces. Son ricas en melatonina, lo que ayuda a regular los ciclos de sueño. También son beneficiosas para el cerebro y el corazón. 3. Cerezas. Al igual que las nueces, son ricas en melatonina. Su jugo es capaz de reducir el insomnio y aumentar la media de horas de sueño por noche. 4. Proteínas magras. El pavo es el mejor ejemplo. Su alto contenido en triptófano, un aminoácido que incrementa los niveles de serotonina, ayuda a dormir mejor. 5. Las alubias y los cacahuetes contienen altas dosis de magne…

Mitos sobre la alimentación de tus hijos que deberías desterrar

Los mitos son creencias de una cultura o de una comunidad que, a fuerza de repetirse, se convierten en ‘verdades absolutas’ –que habitualmente no tiene que ver con la realidad– y que influyen en los hábitos y costumbres de dichas culturas y/o comunidades. En el campo de la alimentación existen mitos que, como supuestas verdades, influyen de forma muy importante en diferentes y múltiples aspectos, aportando pocos beneficios e incluso siendo en ocasiones perjudiciales para nuestra salud. Mitos hay muchos, Pedro Orós, pediatra, y Joaquín Martínez, experto en prevención, nos hablan hoy sobre los más habituales y genéricos.El mito de la ‘alimentación natural’ siempre enfrentado a lo ‘artificial’ –considerando este último aspecto como malo y perjudicial–. En este punto, y siendo absolutamente estrictos, deberíamos considerar que el único alimento ‘natural’ de verdad es la leche materna, ya que el resto de productos sufren o experimentan algún tipo de manipulación, ya sea en su elaboración, …