Ir al contenido principal

Glosario de etiquetas nutricionales

Las etiquetas de lo que compramos en el mercado cada vez son más complicadas. Por eso, presentamos este glosario para ayudar a entenderlas y dar un poco de luz sobre el tema.


Denominación de origen: es una marca que identifica un producto con su lugar de origen. Los productos reciben esta denominación porque su procedencia les da características especiales.

Comercio justo: actividad regulada por una organización internacional, que aboga por el pago proporcional de las materias primas a los proveedores para mantener un buen nivel de vida.

Kosher: proceso de producción que sigue las guías de la ley judía. Es un estándar que cumplen muchos alimentos hoy en día y no tiene ninguna incidencia en su calidad nutricional.

Gluten free: libre de gluten, que es una proteína que se encuentra en algunos granos, como el trigo, a la que se puede desarrollar una fuerte intolerancia. La ausencia del gluten no garantiza menos calorías.

Light: significa que el producto es más ligero que su versión convencional, pero no hay legislación que especifique lo que significa esto, por lo que es importante revisar el contenido cuidadosamente.

Sin azúcar añadido: el azúcar es un componente natural de varios alimentos, como los carbohidratos. Cuando un producto tiene esta leyenda, no quiere decir que no tenga azúcar.

Fructosa: es el endulzante natural de las frutas, algunos productos lo usan porque es más fácil de digerir que el azúcar procesada, pero sigue siendo fuente de calorías. El agave y la miel son similares.

Lactosa: se le conoce como “el azúcar de la leche”, muchas personas desarrollan intolerancia a él con la adultez. Su ausencia no significa que el producto tenga menos contenido calórico.

Ecológico / Biológico / Orgánico: todo producto cuyo proceso busca garantizar el cuidado del medio ambiente, limitando el uso de tecnologías, fertilizantes, plaguicidas y otros elementos de origen químico sintético que puedan tener efectos nocivos para la naturaleza y la salud humana. Estas denominaciones vienen dadas por una certificación de una autoridad local que vigila el cuidado de los procesos. De acuerdo con la legislación de cada país, los productores y distribuidores emplean una u otra etiqueta, pues son consideradas sinónimas.



Fuentes: Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Kosher Certification, Organización Mundial del Comercio Justo y Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alimentos que nos ayudan a dormir mejor en las noches de calor

El exceso de calor durante la noche se convierte en un suplicio para aquellas personas a las que les cuesta conciliar el sueño por culpa de las altas temperaturas. En estos casos, la despensa (o frigorífico) puede convertirse en un gran aliado, pues algunos alimentos pueden ayudarte a descansar mejor








1. Plátanos. Su alto contenido el magnesio y potasio funcionan como relajantes musculares naturales. Contienen el aminoácido L-triptófano, una fuente excelente de serotonina y melatonina 2. Nueces. Son ricas en melatonina, lo que ayuda a regular los ciclos de sueño. También son beneficiosas para el cerebro y el corazón. 3. Cerezas. Al igual que las nueces, son ricas en melatonina. Su jugo es capaz de reducir el insomnio y aumentar la media de horas de sueño por noche. 4. Proteínas magras. El pavo es el mejor ejemplo. Su alto contenido en triptófano, un aminoácido que incrementa los niveles de serotonina, ayuda a dormir mejor. 5. Las alubias y los cacahuetes contienen altas dosis de magne…

Serotonina que nos cambia el estado de ánimo :)

La receta de la semana: Champiñones asados

Bueno, ya es viernes!!! Y como viernes que es, hoy toca, la receta de la semana.
Hoy nos decantamos por una guarnición diferente, un acompañamiento sutil.
Y empezamos.

Ingredientes:
- 500 g de champiñones
-150 g de jamón serrano (puede ser el que ya viene picado)
- 4 dientes de ajo (son 4 dientes para 4 personas...si os gusta más el ajo, le echáis más, y si no os gusta, o le echáis menos, o en vez de ajo podéis echarle cebolla picadita o puerro)
- Un manojo de perejil (el fresco le da mejor sabor, pero no pasa nada, se puede utilizar el seco)
- Queso (opcional)
- Aceite de oliva.


Elaboración:
Se limpian los champiñones y les quitamos el tronco (dejamos solo la cabeza del champiñón)

Hacemos una farsa (relleno) juntando el jamón, el ajo y el perejil, todo bien picado.  Rellenamos los champiñones con lo anterior. Podemos terminar los champiñones, poniéndoles un poco de queso por encima, para que se derrita...umhhh, delicioso! También se pueden adornar con un poco de perejil por encima, p…