Ir al contenido principal

Pautas para "No comer de más"

1. Regularidad: come en horarios fijos y no saltas ninguna comida
Desayuno, comida y cena son obligatorios. No te acuestas justo después de haber terminado de comer. Deja pasar como mínimo una hora.

2. Pequeñas cantidades y platos chiquitos
Prepara pequeñas cantidades de comida (en ningun caso más de lo que indican las recetas) y sirve la comida en platos pequeñas para que da la impresión que es mucha comida.

3. Toma tu tiempo para comer con tranquilidad y mastica bien la comida
Masticar bien no es solamente muy importante para una buena digestión, sino ayuda activamente para comer lo justo. Te sentirás antes satisfecho.

4. Solamente sigue comiendo si realmente te apetece
No comes los últimos bocados del plato si no te apetece realmente. Libérate de la creencia que es de mala educación no terminar el plato. La recomendación es levantarse de la mesa con una agradable sensación de plenitud, sin pesadez.

5. Céntrate completamente en la comida y evita tensiones a la hora de comer
A la hora de comer, la atención debe estar centrado en la comida. No comes mirando la televisión y deja las discusiones y los temas desagradables para después de la comida. De lo contrario podemos ir comiendo distraídamente.

6. Ten mucho cuidado con las celebraciones que incitan a comer
Hay que aprender a salir airosos de las presiones sociales que incitan a comer. Si sabes que las celebraciones son tu punto debil, prepárate de antemano fijando lo que si y lo que no te permitirás comer.

7. Ten un cuidado especial con los postres y dulces
Ten mucho cuidado con los postres suculentos ya que suelen ser una de las causas del desequilibrio nutricional. Puedes rechazar los postres y tomar una infusión o café en su lugar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Serotonina que nos cambia el estado de ánimo :)

La receta de la semana: Champiñones asados

Bueno, ya es viernes!!! Y como viernes que es, hoy toca, la receta de la semana.
Hoy nos decantamos por una guarnición diferente, un acompañamiento sutil.
Y empezamos.

Ingredientes:
- 500 g de champiñones
-150 g de jamón serrano (puede ser el que ya viene picado)
- 4 dientes de ajo (son 4 dientes para 4 personas...si os gusta más el ajo, le echáis más, y si no os gusta, o le echáis menos, o en vez de ajo podéis echarle cebolla picadita o puerro)
- Un manojo de perejil (el fresco le da mejor sabor, pero no pasa nada, se puede utilizar el seco)
- Queso (opcional)
- Aceite de oliva.


Elaboración:
Se limpian los champiñones y les quitamos el tronco (dejamos solo la cabeza del champiñón)

Hacemos una farsa (relleno) juntando el jamón, el ajo y el perejil, todo bien picado.  Rellenamos los champiñones con lo anterior. Podemos terminar los champiñones, poniéndoles un poco de queso por encima, para que se derrita...umhhh, delicioso! También se pueden adornar con un poco de perejil por encima, p…

Agua: Fuente de vida

El agua es fundamental para el ser humano, ocupando el segundo lugar, después del oxígeno, como elemento esencial para la vida.
Es el componente más abundante del organismo, al comprender entre el 50 y el 80% del peso corporal total, variando en función de la edad, del sexo, de la masa muscular, del tejido adiposo y del estado de hidratación. El agua participa de forma directa en numerosas funciones del organismo, tales como la termorregulación, el transporte de nutrientes a las células, la eliminación de sustancias de desecho, la lubricación de las articulaciones o la regulación de los electrolitos en sangre. La consideración del agua como nutriente esencial al mismo nivel que los demás nutrientes en los tratados de nutrición y guías alimentarias es relativamente reciente. De hecho, hasta el año 2004 el agua no se incorpora a la pirámide de alimentación de la SENC* y en el 2005 a la Rueda de los alimentos de la SEDCA*. En 2001, el agua se incluye por primera vez en la guía alimentaria …