Ir al contenido principal

Deja de fumar con la ayuda de los alimentos!

Bueno, hoy vamos a poner un objetivo: dejar de fumar.

 Y para ello, vamos a ayudarnos de los alimentos!!! Si si, ahí donde los veis, los alimentos pueden ser unos grandes aliados cuando asumimos que queremos dejar de fumar (creo es el primer pasito!).
Pero cuando se decide dar el paso, otras cuestiones pueden determinar de manera clave el posible éxito o fracaso del intento: la ansiedad, el miedo al mono, la difícil situación sin el cigarrillo después de comer o el miedo a engordar. Es precisamente este último aspecto el que lleva de cabeza a muchos fumadores, que asocian el cese a un aumento proporcional de los kilos.

Para evitar todo esto, vamos a hacer una pequeña lista de los alimentos y grupo de alimentos que nos pueden venir bien y otros que nos perjudican cuando queremos dejar de fumar, no coger muchos kilos y depurar el organismo.


Para empezar, una cosa simple: No saltarse ninguna comida. Si nos saltamos alguna, a la siguiente llegaremos con mas hambre, mas ansiedad y con mas ganas de coger un cigarrillo!
 Hay alimentos que empeoran el sabor del cigarrillo, como las frutas, las hortalizas o los productos lácteos. Y son los lácteos los que dan peor sabor al cigarro. De hecho, se recomienda tomar un vaso de leche, un trozo de queso o un poco de yogur antes de echarse el cigarro a la boca porque empeora mucho el sabor del cigarro. 
 Por el contrario, consumir abundante carne, alcohol o café produce el efecto contrario, ya que realza su sabor, haciendo más atractivo el hábito de fumar.

Bueno, aparte de esta pequeña introducción, quiero centrarme un poco más en las vitaminas que nos pueden ayudar:
-Alimentos con vitamina C El cigarro hace que nuestro cuerpo absorba bastante menos vitamina C que un no fumador. Es un antioxidante natural que previene la aparición de sustancias cancerígenas (kiwi, naranjas, fresas, pimientos...)

-Alimentos con vitamina A (alimentos principalmente  con colores rojos o naranjas), tienen una acción protectora sobre los pulmones. En este grupo tenemos la zanahoria, calabaza naranja, tomate, etc.

-Legumbres y alimentos con fibra Estos, aparte de vitaminas y minerales, aportan mucha fibra, y aumentan el tránsito intestinal, que muchas veces tambien se ve afectado en fumadores. 

-Infusiones, zumos o jugos Tienen un efecto diurético, depurador. Además, ayudan rapidamente a recuperar las vitaminas y minerales que el cuerpo ha perdido con el hábito de fumar. Además, el café diario podemos sustituirlo por una infusión, o un simple colacao, que tiene leche (y empeora el sabor). El café ayuda a no dejar el hábito, porque igual que el alcohol o la carne (roja sobre todo), tienden a hacer más atractivo el sabor del cigarro. 



Alimentos no apropiados para consumir cuando se quiere dejar de fumar.
-Alimentos con muchas kcal. Todos sabemos los alimentos que no nos vienen bien cuando no queremos coger kilos: chocolate, embutidos, carnes rojas, pasteles.. Aparte las carnes rojas y los azucares refinados aumentan las ganas de coger un cigarrillo y mejoran el sabor del mismo. 
-Alimentos con azúcares refinados. Como he mencionado antes, son un gran aporte de kcal, no nos aportan nada de nutrientes y encima mejoran el sabor del cigarro. Son los peores aliados para dejar de fumar. 
-Excitantes. como el café, chocolate, bebidas energizadas (red bull y similares), chocolate... El dejar de fumar ya de por si produce un estado de nerviosismos al organismo (el llamado "Mono"). Si además aumentamos este nerviosismo al cuerpo, no solo vamos a tener una crisis de ansiedad tremenda, si no que será mucho mas probable que volvamos a coger el cigarro. 



Aparte de esto, los beneficios que obtendremos al dejar de fumar, son:

A los 20 minutos:

La presión arterial baja a su nivel normal.

El ritmo cardíaco desciende a la cifra normal.

La temperatura de los pies y de las manos aumenta a su punto normal.


Pasadas 8 horas:

La concentración de monóxido de carbono en la sangre baja a su nivel normal.

La concentración de oxígeno en la sangre sube a su nivel normal.

A las 24 horas:

Disminuye el riesgo de sufrir un infarto cardíaco.


Una vez cumplidas las primeras 48 horas:

Las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse.

Aumenta la agudeza del olfato y del gusto.

Caminar se vuelve más fácil.


De 2 a 3 semanas:

Mejora la circulación.

La función pulmonar aumenta hasta en 30%.


De 1 a 9 meses:

Disminuyen la tos, la congestión nasal, la fatiga y la falta de aliento.

Vuelven a crecer cilios en los pulmones, lo que aumenta la capacidad para arrojar flemas y 

resistir a las infecciones.



Un año después, el riesgo de padecer insuficiencia coronaria es 50% menor que el de un fumado.

De todas maneras, veo más saludable dejar de fumar y coger 2 o 3 kilos. Aunque realmente no se tiene porque engordar! 


¿Te apuntas a un hábito sano?

¡La salud es vida!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La receta de la semana: Champiñones asados

Bueno, ya es viernes!!! Y como viernes que es, hoy toca, la receta de la semana.
Hoy nos decantamos por una guarnición diferente, un acompañamiento sutil.
Y empezamos.

Ingredientes:
- 500 g de champiñones
-150 g de jamón serrano (puede ser el que ya viene picado)
- 4 dientes de ajo (son 4 dientes para 4 personas...si os gusta más el ajo, le echáis más, y si no os gusta, o le echáis menos, o en vez de ajo podéis echarle cebolla picadita o puerro)
- Un manojo de perejil (el fresco le da mejor sabor, pero no pasa nada, se puede utilizar el seco)
- Queso (opcional)
- Aceite de oliva.


Elaboración:
Se limpian los champiñones y les quitamos el tronco (dejamos solo la cabeza del champiñón)

Hacemos una farsa (relleno) juntando el jamón, el ajo y el perejil, todo bien picado.  Rellenamos los champiñones con lo anterior. Podemos terminar los champiñones, poniéndoles un poco de queso por encima, para que se derrita...umhhh, delicioso! También se pueden adornar con un poco de perejil por encima, p…

Agua: Fuente de vida

El agua es fundamental para el ser humano, ocupando el segundo lugar, después del oxígeno, como elemento esencial para la vida.
Es el componente más abundante del organismo, al comprender entre el 50 y el 80% del peso corporal total, variando en función de la edad, del sexo, de la masa muscular, del tejido adiposo y del estado de hidratación. El agua participa de forma directa en numerosas funciones del organismo, tales como la termorregulación, el transporte de nutrientes a las células, la eliminación de sustancias de desecho, la lubricación de las articulaciones o la regulación de los electrolitos en sangre. La consideración del agua como nutriente esencial al mismo nivel que los demás nutrientes en los tratados de nutrición y guías alimentarias es relativamente reciente. De hecho, hasta el año 2004 el agua no se incorpora a la pirámide de alimentación de la SENC* y en el 2005 a la Rueda de los alimentos de la SEDCA*. En 2001, el agua se incluye por primera vez en la guía alimentaria …

Sabor Umami

Dulce, salado, amargo y ácido. Tradicionalmente se han reconocido solo cuatro sabores primarios. Esta pequeña lista se amplió hace siete años con el umami, un gusto sabroso sin llegar a ser salado que se asocia con el glutamato monosódico, un aminoácido presente en las proteínas que produce una sensación gustativa distinta. El umami (delicioso o sabroso en japonés) no era ni definitivamente dulce, ni amargo, salado o ácido. En el paladar producía una sensación gustativa diferente, como la que deja el jamón ibérico, las algas, la salsa de soja o el queso parmesano. Cuando se identificaron los receptores gustativos específicos en la lengua humana, el umami se convirtió en el quinto sabor. En el año 1908, el profesor de química de la Universidad Imperial de Japón, Kikunae Ikeda, mientras analizaba unas algas kombu, muy ricas en umami, consiguió aislar uno de sus principales componentes, el glutamato monosódico (también conocido como ácido glutámico o MSG, sus siglas en inglés). Pocos años …