Ir al contenido principal

Receta de la semana: Risotto de setas

Bueno, esta es una de mis recetas favoritas: Triunfa cada vez que alguien viene a casa, y a todos nos encanta. Se trata de un plato de arroz con setas de temporada (o congeladas, o de bote). Es un plato simple, no muy calórico y riquísimo. ¿Te animas a probarlo?
Para 4 personas:
-200 gr de arroz redondo (preferiblemente; queda mas untuoso).
-de 400 a 600 gr de setas picadas (según gustos, si queréis que sepa más a setas, añadir más; no tienen apenas kcal, así que es de libre elección la cantidad).
-1 cebolleta o puerro picado (yo prefiero los puerros, le da otro sabor al arroz).
-1 ñora seca (es una especie de pimiento de bola seco).
-75-100 gr de queso recién rallado (parmesano normalmente).
-Caldo de verduras (o agua) para la cocción.
-Aceite de oliva en cantidad suficiente.
-Perejil picado.
-Una pizca de sal.

Preparación:
Cubrimos la arrocera con aceite de oliva (se puede hacer también con unos 40 gr de mantequilla, pero añadimos bastantes kcal y grasas saturadas que no necesitamos), y dejamos que se vaya cogiendo algo de calor.
Echamos la cebolleta o el puerro picados, bajamos el fuego y lo rehogamos a fuego lento.
Cuando la cebolleta o el puerro coja un aspecto de pochado (semitransparente, lacio), añadimos las setas ya picadas, y vamos dando vueltas para que se hagan bien las setas.
Sabréis cuando empieza a estar listo por el olor, ya huele fenomenal!
Cuando las setas estén listas, añadir la carne de la ñora (Puedes quitar la pulpa a las ñoras fácil y rápidamente, basta dejarla en remojo unos minutos en agua caliente. Después, rasca ligeramente la superficie y retira la piel).
Justo después  añadir el arroz y dar unas vueltas antes de echar el caldo de verduras o el agua de cocción (yo suelo utilizar agua, así todo el sabor viene del arroz) que tiene que estar caliente para que no se venga abajo la cocción. 
Depende del arroz, pero dejamos cocer unos 15-20 minutos, moviendo muy suavemente de vez en cuando (a mas se mueve, mas almidón saca el arroz y mas meloso se queda).
Aquí ya podemos ir probando, rectificando de sal.
Cuando el arroz esté terminando, que ya le quede el reposo, esparcimos queso rallado por toda la superficie de la arrocera (o el utensilio que estés utilizando para cocinar), y también un poco de perejil picado para darle color. 
dejamos reposar unos minutos, que pierda algo de calor y que el queso se derrita.

Y voilá!!!! A comer!!!!


Su valor nutricional por ración seria de:

Energía (kcal): 380.
Hidratos de Carbono: 41.2 gr
Proteínas: 9 gr.
Grasas totales: 19 gr.
Colesterol total: 115 mg.
Fibra: 1.7 gr.





Que os aproveche! Y contadme como os salió!!!! 


Comentarios

  1. La verdad que hasta has conseguido que me haya sabido. Muy sugerente tu propuesta. Además a bote pronto, todo sanísimo y exquisito.

    Continúa deleitándonos...
    Saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te haya gustado Laureada! Anímate a probarlo, que seguro que eres un cocinillas! :) ya veras que rico que te queda!
    Muchas gracias, un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu opinión, es muy útil para mi

Entradas populares de este blog

La receta de la semana: Champiñones asados

Bueno, ya es viernes!!! Y como viernes que es, hoy toca, la receta de la semana.
Hoy nos decantamos por una guarnición diferente, un acompañamiento sutil.
Y empezamos.

Ingredientes:
- 500 g de champiñones
-150 g de jamón serrano (puede ser el que ya viene picado)
- 4 dientes de ajo (son 4 dientes para 4 personas...si os gusta más el ajo, le echáis más, y si no os gusta, o le echáis menos, o en vez de ajo podéis echarle cebolla picadita o puerro)
- Un manojo de perejil (el fresco le da mejor sabor, pero no pasa nada, se puede utilizar el seco)
- Queso (opcional)
- Aceite de oliva.


Elaboración:
Se limpian los champiñones y les quitamos el tronco (dejamos solo la cabeza del champiñón)

Hacemos una farsa (relleno) juntando el jamón, el ajo y el perejil, todo bien picado.  Rellenamos los champiñones con lo anterior. Podemos terminar los champiñones, poniéndoles un poco de queso por encima, para que se derrita...umhhh, delicioso! También se pueden adornar con un poco de perejil por encima, p…

Agua: Fuente de vida

El agua es fundamental para el ser humano, ocupando el segundo lugar, después del oxígeno, como elemento esencial para la vida.
Es el componente más abundante del organismo, al comprender entre el 50 y el 80% del peso corporal total, variando en función de la edad, del sexo, de la masa muscular, del tejido adiposo y del estado de hidratación. El agua participa de forma directa en numerosas funciones del organismo, tales como la termorregulación, el transporte de nutrientes a las células, la eliminación de sustancias de desecho, la lubricación de las articulaciones o la regulación de los electrolitos en sangre. La consideración del agua como nutriente esencial al mismo nivel que los demás nutrientes en los tratados de nutrición y guías alimentarias es relativamente reciente. De hecho, hasta el año 2004 el agua no se incorpora a la pirámide de alimentación de la SENC* y en el 2005 a la Rueda de los alimentos de la SEDCA*. En 2001, el agua se incluye por primera vez en la guía alimentaria …

Sabor Umami

Dulce, salado, amargo y ácido. Tradicionalmente se han reconocido solo cuatro sabores primarios. Esta pequeña lista se amplió hace siete años con el umami, un gusto sabroso sin llegar a ser salado que se asocia con el glutamato monosódico, un aminoácido presente en las proteínas que produce una sensación gustativa distinta. El umami (delicioso o sabroso en japonés) no era ni definitivamente dulce, ni amargo, salado o ácido. En el paladar producía una sensación gustativa diferente, como la que deja el jamón ibérico, las algas, la salsa de soja o el queso parmesano. Cuando se identificaron los receptores gustativos específicos en la lengua humana, el umami se convirtió en el quinto sabor. En el año 1908, el profesor de química de la Universidad Imperial de Japón, Kikunae Ikeda, mientras analizaba unas algas kombu, muy ricas en umami, consiguió aislar uno de sus principales componentes, el glutamato monosódico (también conocido como ácido glutámico o MSG, sus siglas en inglés). Pocos años …